El Presidente de Polonia se convirtió en el primero de su país en asistir a la Marcha por la Vida

El Presidente de Polonia se convirtió en el primero de su país en asistir a la Marcha por la Vida

29 Sep, 2020

El Presidente de Polonia Andrzej Duda se convirtió en el primer presidente de su país en asistir a la Marcha anual por la Vida y la Familia.

El Presidente de Polonia se convirtió en el primero de su país en asistir a la Marcha por la Vida
El Presidente de Polonia se convirtió en el primero de su país en asistir a la Marcha por la Vida

Pawel Ozdoba, presidente del Centro para la Vida y la Familia, dijo que los participantes de la marcha se sentían «honrados» de que el presidente de 48 años participara en el evento pro-vida.

«Estamos felices de que las familias polacas tengan como aliado a la persona más importante del país», continuó.

«La mayor batalla del siglo XXI será la batalla por la familia. Queremos mostrar que no estamos de acuerdo con el aborto, lo cual ocurre en nuestro país sorprendentemente a menudo», dijo Ozdoba a mediados de septiembre.

Además de Duda, su reciente oponente político, Krzystof Bosak, asistió a la marcha, que atrajo a unas 5.000 personas a Varsovia.

Si bien el aborto es muy restringido en Polonia, sólo es accesible en casos de violación, incesto, discapacidad grave del niño no nacido o cuando la vida de la madre está en peligro, los manifestantes pro-vida instan a que se proteja aún más a los niños no nacidos.

El campamento pro vida está tratando de que se elimine el aborto en los casos de discapacidad de la lista de razones por las que una mujer puede abortar.

A principios de este verano, los legisladores polacos debatieron un proyecto de ley que habría restregado la discapacidad fetal como una razón viable para la interrupción. Aunque el proyecto de ley no fue rechazado, su consideración posterior se ha retrasado indefinidamente.

Barbara Nowak, superintendente de las escuelas del distrito polaco de Malopolska, exige a los legisladores de su país que «se levanten con gran responsabilidad por la civilización de la vida y contra la civilización progresiva de la muerte».

«Apelo a los jueces del Tribunal Constitucional: No nos obliguen a entrar en la civilización de la muerte», continuó. «Defendemos una vida respetada, desde el principio hasta el final. No queremos ser como en Occidente, ‘modernos y progresistas’, si eso implica asesinar a otra persona».

Este año marca el 15º evento anual de la Marcha por la Vida y la Familia.

Impactos: 5

Deja una respuesta